Añadir para comparar

Cómo evitar reinicio automático en Windows 10

Si habitualmente trabajas o haces tareas en el ordenador pero eres de los que no saben muy bien cómo funcionan,  permanece atento a este artículo, ya que en él se detalla algo tan importante para los usuarios como es el reinicio automático de un ordenador.

En el sistema de Windows se producen determinados reinicios automáticos debidos, generalmente, a las actualizaciones del sistema. Dichas actualizaciones son muy importantes, por muy incómodas que nos resulten, puesto que de ellas dependen cosas tan cruciales como que nuestro ordenador no sufra ataques ni amenazas.

Aunque el sistema suele realizar varios avisos de que es necesario actualizar, muchas veces no atendemos a estos mensajes o decidimos dejarlos para más tarde, de tal forma que termina produciéndose finalmente la actualización automática cuando menos se espera, lo que puede generar graves perjuicios al usuario.

Afortunadamente Windows 10 parece haberse preparado para terminar con este tipo de  problemas, gracias a una herramienta con la que ahora se pueden gestionar las actualizaciones debidamente y conforme a nuestras necesidades.

 

Cómo gestionar los reinicios automáticos en Windows 10

Si deseamos controlar de una forma más efectiva los reinicios y las actualizaciones de nuestro PC, deberemos ir al “Panel de control”, pinchando previamente en el botón de Inicio y pulsando el icono de “Configuración” que podremos encontrar justamente encima de la opción “Apagado”.

Cuando el panel de configuración se haya abierto deberemos cliquear en “Actualización y recuperación”. Tras este paso deberemos cliquear a continuación en “Buscar actualizaciones”, lo que encontraremos fácilmente bajo el icono de Windows Update. Cuando haya disponibles nuevas actualizaciones el equipo se encargará de instalar la última versión de manera automática.

Debemos tener en cuenta que determinados parches y actualizaciones requieren de un reinicio del ordenador, lo cual es muy importante, ya que en este punto deberemos decidir si pausar la actualización para más adelante o proceder al reinicio de manera inmediata si no tenemos documentos ni nada importante que guardar.

En la parte inferior de la pantalla podremos encontrar un programa para la reiniciación, a través del cual poder establecer de manera manual el momento exacto en el que queramos que se realice la actualización con hora y fecha exacta.

Opciones para controlar la instalación de todas nuestras nuevas actualizaciones

Pero si, por el contrario, preferimos desentendernos del problema de las actualizaciones en todo momento también podremos hacerlo. En este caso deberemos cliquear sobre el botón de “opciones avanzadas” situado en la parte inferior del menú y buscar “elegir cuándo se instalarán las actualizaciones” para indicar al sistema cuantos días deben pasar para que se haga efectiva la instalación. Para instalación de nuevas características del sistema operativo, el máximo de días que podemos poner son 365 días, y para parches de seguridad y fallos críticos unos 30 días. Existe otra opción, encargada de parar todas las actualizaciones durante aproximadamente un mes y para ello deberemos activar la opción “Pausar las actualizaciones” que encontraremos en las últimas opciones.

Siguiendo estos pasos conseguiremos que Windows Update siempre nos avise antes de realizar una nueva actualización ahorrándonos posibles contratiempos y despistes. Del mismo modo podremos seleccionar también la periodicidad con la que se nos comunique que dichas actualizaciones están disponibles, pudiendo seleccionar un sistema rápido y otro lento. Con la selección de la opción más lenta, nuestro sistema ganará en estabilidad y seguridad, aunque no estemos plenamente a la última.

Los reinicios pueden suponer un verdadero quebradero de cabeza para muchos usuarios, sobre todo cuando se está trabajando con archivos y materiales importantes y de gran valor. Siguiendo estos sencillos consejos, sin embargo, podremos lograr controlar de forma más eficaz los reinicios sin miedo a perder parte de nuestro trabajo realizado o nuestro tiempo de dedicación. Sobre todo en casos en los que el ordenador se utilice durante muchas horas, o a veces durante días enteros sin apagar, es muy importante tener controlados plenamente este tipo de reinicios automáticos para evitar sobresaltos.

Actualizar el sistema es algo obligatorio para el buen funcionamiento de un dispositivo y, aunque Microsoft no nos deje realizar dichas actualizaciones de forma completamente manual, al menos con Windows 10 se podrá programar el cuándo y cómo queramos que tengan lugar.

Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar